¡Empieza la aventura!

¡Hola!

Hoy por fin hago realidad una de mis asignaturas pendientes: empezar mi propio blog. Por mi profesión he lanzado varios blogs corporativos, he asesorado a bloguers para crear sus contenidos, he corregido y editado un montón de textos antes de ser publicados, e incluso he empezado alguno para asignaturas de mi máster… pero con lo que me gusta escribir nunca antes había podido decir: sí, tengo un blog. Raro, ¿no?

¿Por qué ahora? Pues porque me apetece. Porque siempre me ha apasionado escribir, contar cosas y poder ayudar a otras personas que puedan encontrarse en la misma situación (sin sentar cátedra en nada ¿eh?). Porque he sido madre recientemente de Indira, a la que tengo encima de mis rodillas intentando alcanzar el ratón, y ha sido lo que me ha impulsado. ¡Vamos allá!

¿Qué pretendo con el blog? ¿Qué encontraréis? Básicamente el blog es sobre maternidad y crianza. Experiencias y consejos sobre lo que sé, a partir de mis propias vivencias, de mi formación y de lo que me he ido encontrando en esta aventura que casi casi acaba de empezar para mí. Un poco lo que me hubiera gustado saber y nadie me contó. Como además hace ya un poco más de tiempo que convivo con 2 peludos (Lizzi y Tristán), también os hablaré de ellos, del universo canino y de su relación con los niñ@s.

¿Y qué más? Pues mucho más. Recetas (sí, soy un poco cocinillas), cosas que me gustan, sorprenden, enfadan, y truquillos que puedan servir para ayudar (“Tati-trucs”, como definió un día una amiga).

Querid@ lector al otro lado de la pantalla, empieza la aventura. ¿Me sigues?

Y mientras tanto Indira… He empezado el post con ella sentada en las piernas, jugando con el ratón. Al rato se ha cansado y la he puesto en la hamaquita que le regalaron sus abus Xaro y Jose. Al poco la he puesto en la alfombra de juegos (la que era de su tito Joan), con un ojo pendiente porque Tristán últimamente le ha cogido gustillo a “robarle” algún juguete y salir corriendo. Al final, como la veía con sueño, la he puesto en la mochila y en 5 minutos se ha quedado frita. Termino el post sentada con ella dormidita en la mochila, sintiendo los latidos del corazón de mami, como cuando estaba dentro de mí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s