Cómo elegir el nombre del bebé. ¿Por qué Indira?

La elección del nombre del bebé es uno de los momentos importantes a los que te enfrentas durante el embarazo. Hay quien ya lo tiene claro desde pequeñ@, hay quien ya lo tiene acordado con su pareja incluso antes de saber que van a ser ma-padres… y hay quien no lo decide hasta el último minuto (o incluso una vez ya ha nacido la criatura).

En nuestro caso, empezamos a pensar en serio en el nombre del bebé una vez nos confirmaron al 100% que sería una niña, allá por la semana 20 de gestación, en la ecografía morfológica (nos lo dejaron caer sobre la semana 12. Cristina, la ecógrafa, lo vio muy claro, pero no quiso asegurarlo por si luego resultaba ser un niño, cosa que nos hubiera hecho exactamente la misma ilusión).

Empezamos a barajar algunos nombres de niña que nos gustaban… No conoces realmente a tu pareja hasta que no te dice cómo quiere llamar a sus hij@s. Me partía de la risa con los nombres que me proponía Xavi, pues estaban a años luz de los que yo quería para nuestra hija. Eran no frikis, no… ¡lo siguiente! (pero mucho, mucho, ¿eh?). A veces pensaba que me tomaba el pelo de lo raros que eran, y se medio ofendía porque me los decía en serio y yo me los tomaba a cachondeo. Fue una etapa que ahora recuerdo con una sonrisa, pero en aquella época me preocupaba pensar… ¿qué hago yo con este hombre, cómo vamos a ponerle así a la niña? ¡Jajajaja!

A mí me gustaban nombres más sencillos, más comunes quizás. Teníamos que encontrar un punto medio y no iba a ser fácil. Viendo lo que nos costaba ponernos de acuerdo buscando nombres de niña, y que era un tema que íbamos posponiendo porque no había manera, al final optamos por establecer unas “reglas del juego” que nos fueron muy útiles: cada uno haría una lista definitiva con máximo 5 nombres de niña. En la confección de la lista, los dos teníamos que respetar los requisitos del otro.

Por ejemplo, mis condiciones eran:

  • Que se pronunciara igual en catalán que en castellano. Aquí quedaban fuera dos nombres que nos gustaban, como Èlia o Estel (la “e abierta” o “neutra” no existen en castellano).
  • Que fuera fácil de escribir y de decir. Lástima por Gal·la, no queríamos tener que estar siempre especificando la “l geminada”.
  • Que fuera sonoro, musical. Que sonara bien al decirlo, vaya. Íngrid nos gustaba, pero nos sonaba demasiado fuerte.

Las normas de Xavi eran:

  • Que no fuera un nombre común. Quería un nombre especial, único. Que no hubiera demasiadas. Él tiene un nombre bastante frecuente, por eso mucha gente no le llama Xavi, sino Romero, su apellido. Yo en eso, en cambio, tengo la otra visión. Tengo un nombre poco común (al menos lo era en los años 80), cosa que no ayudaba a mi extrema timidez de la infancia. Por eso cuando me preguntaban el nombre odiaba cuando me decían: “¿Cómo?” “¿Taaa… qué?” Me hacían sentir de otro planeta. Ahora me encanta mi nombre, Tatiana, y lo digo bien alto. Pero de niña había pasado algún apuro. Así que acepté esta condición a Xavi, pero con prudencia. Cabe decir que así descartábamos Aina, Clara, Júlia, Ariadna, Gemma… y unos cuantos más.
  • Que no conociésemos a nadie cercano con ese nombre. Quedaban descartados nombres preciosos de niña que hay en nuestro entorno. También caía de la lista Aitana, que a mí me encanta, pero se parece bastante a Tatiana.

 

Hacía tiempo que le había nombrado el nombre de Indira a Xavi. Poco a poco vimos que iba resistiendo a las cribas y que cumplía nuestras expectativas. Salía en la lista de los dos. Indira, Indira. Lo iba repitiendo y cada vez me gustaba más. La cultura hindú, la comida, sus olores, sus divertidos bailes, sus contrastes, la belleza de sus mujeres de grandes ojos negros,… es algo que siempre me ha llamado la atención. Quedé fascinada por primera vez por todo lo que envuelve a la India en La ciudad de la alegría, peli que por cierto recomiendo mucho.

Cuando busqué el significado del nombre Indira me gustó aún más. De origen hindú, Indira significa belleza, esplendor en sánscrito; también amor incondicional a cualquier ser querido. Y es uno de los nombres de la diosa Lakshmi, diosa de la riqueza y la prosperidad. No sé dónde leí que las mujeres llamadas Indira son fuertes, valientes, con madera de líder… y que su número es el 1 (nuestra hija nació un día 1 contra todo pronóstico). Claro está que no creemos en estas cosas, pero nos hizo gracia el significado.

Él lo tenía clarísimo. Le chiflaba el nombre. A mí también, pero tenía algunas dudas. Es que… es una decisión muy trascendental, ¿eh? Me terminaron de convencer algunas amigas que cuando se lo dije exclamaron: “¡Me encanta! ¡Vamos, Tati, atrévete, que es precioso y suena genial! ¡Muy original!”. Otro día, aun sin tener claro el nombre, estaba en una reunión de trabajo y la niña no paraba de moverse y dar patadas. Y mi compañera Maite le dijo a mi súper barriga: “Indira, estate quieta y deja trabajar a la mama”. Y me sonó bien, oye.

Y ya la guinda del pastel la puso mi primo Àlex. Ya casi tocando el mar en Vilanova, cuando le comunicamos el nombre se paró en seco y dijo: “Indira pa’lante, anda, Indira pa’lante”. Nos retorcimos de la risa. Y me hizo tanta gracia su broma-burla-coña que pensé: pues aún me gusta más.

Y así, sin darme cuenta, un día paseando por el centro de Barcelona, al salir de la basílica de Santa María del Mar entré en una tienda llena de telas estampadas, velas, incienso… me sorprendí a mí misma formando el nombre de Indira con letras de madera. Ya teníamos nombre.

[Podéis ver la foto que hice del nombre con letras de madera en el post: ¿Por qué petitaIndi?]

 

¿Cómo habéis elegido vosotr@s el nombre de vuestro bebé? ¿Os ha costado mucho o ha sido en un pis pas? Con las vueltas que le dimos, ahora miro a mi hija y pienso que no se podía llamar de otra manera.

 

Y mientras tanto Indira… Está hecha una pilla. Ya domina la técnica de andar y su mayor diversión es vaciar tooooodos los armarios y cajones de casa. En la guarde está feliz. Se lo pasa bien, explora, descubre, ríe, se relaciona. ¿Quién me iba a decir a mí que al dejarla me diría adiós con la manita? Ayyy… 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s