¡Ya dice mama!

Había imaginado este momento mil veces, incluso antes de ser madre. Había soñado con un ser minúsculo con ojos grandes que me miraba y me decía: “Hola, mama”. Y hoy puedo decir que mi hija ya dice Mama. Y también Papa. La verdad es que pensaba que sería un pelín distinto. Pensaba que sería de un…