La gran cadena de ropa: una maternidad sostenible

Una de las cosas que más me ha sorprendido gratamente al tener a Indira ha sido conocer el super sistema de traspaso de ropa que tenían montado mis primas. Por parte de padre, soy la pequeña de seis primas, todas mujeres y con hijas (excepto Hicham y Aleix, el resto son toooodas niñas).

Cuando era pequeña yo también había heredado alguna prenda de ellas, o de Alex (mi primo mayor de Zumosol) -sí, iba al colegio con chandals de tactel y camisetas de Metallica, siendo la envidia de los mayores sin tan siquiera saber quién eran esos peludos-. Pero de lo que yo hablo va mucho más allá.

Se trata de una cadena de ropa organizada, clasificada y que ya empieza con la ropa de premamá. En unas 6 o 7 cajas hay ropa desde los 0 meses hasta los 2 años: bodys, pijamas, medias, calcetines, camisetas, pantalones, vestidos, anoracs, chaquetas, mantas, arrullos, toallas, bañadores, gorros… Las reglas son claras: si hay algo que esté muy desgastado o manchado, puedes tirarlo; y cuando venga el o la próxim@, hay que pasarla.

Claro que Indira ha estrenado ropa. Sobre todo la del hospital y tooda la que su tía Laia le va comprando (no lo puede evitar). Pero esto de la cadena de ropa ha sido un RE-GA-LA-ZO. Al principio cuando vi tanta caja pensé: ¡madre mía! Pero poco a poco fuimos seleccionando, lavando, ordenando. Según los meses de Indira y la estación del año en que ha nacido. Esto reconozco que se va aprendiendo sobre la marcha. ¿Le irá esto? ¡Ni idea, pónselo por encima a ver! Primero sólo la de 0-3 meses. Cuando ésta se quedó pequeña solo tuvimos que subir a la buhardilla y hacer selección de 3-6… y así iremos haciendo. ¡Es como ir de compras en tu propia casa!

 

IMG-20160807-WA0017
Aquí super papaXavi camino de la lavadora. Esta fue la selección de 0 a 3 meses

 

Ir pasando la ropa (no una ni dos veces, sino hasta ocho o nueve, y siguiendo) no solo significa un ahorro económico alucinante, es ecológico y sostenible. Es una manera de aprovechar algo que realmente se estropea poco. ¿A cuánt@s se les ha quedado pequeña ropa con la etiqueta? ¿Cuántas veces habéis dicho: esto aún le queda grande, y si os descuidáis no se lo ponéis? Es que crecen tan deprisa que no merece la pena comprar tanto.

Así que como recomendación: si aún no existe en tu familia, organiza tú una cadena. Si tu bebé ha sido de los primeros, guarda su ropa. Seguro que alguien la aprovechará más adelante y te estará eternamente agradecido. Y luego cuando te manden fotos, te hará gracia ver a los peques con la ropa que tú le pusiste algún día… (al menos eso es lo que me cuentan mis primas).

 

Y mientras tanto Indira… Hoy como hace sol y buen tiempo escribo desde el jardín. Indira ha estado un rato entretenida cogiendo y mirando una pelota de esas para hacer malabares (malabares los que hago yo para poder escribir y estar por ella a la vez, jiji!). Más tarde la he sentado en la trona y ha disfrutado de lo lindo estrujando un plátano. Me chifla cuando pone cara de concentrada. Después, a la mochila y a dormir su siesta matinal.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s